Reducción selectiva

La reducción selectiva es una técnica que se utiliza cuando se han implantado múltiples embriones a resultado de la reproducción asistida. El procedimiento se realiza en general dentro de la novena y duodécima semana de embarazo para abortar selectivamente los embriones de sobra. La reducción selectiva la lleva acabo un perinatólogo insertando una aguja guiada por un sonograma a través del abdomen o la vagina para inyectar potasio de cloro dentro del feto. La incidencia de aborto asociado con este procedimiento se estima entre 4 a 5%. La paciente vuelve a casa el mismo día del procedimiento.

La decisión para hacer la reducción selectiva puede ser traumática, y las parejas que han invertido tiempo y esfuerzo para lograr el embarazo, frecuentemente no están listas para tomar esa decisión. Si este procedimiento es moral o éticamente inaceptable, entonces se limita estrictamente el número de embriones a transferirse. La consulta profesional es beneficial para aquellas parejas que están considerando la reducción selectiva.

Información adicional